RADIO SADOP en VIVO
cultura, ddhh
SADOP homenajeó a mujeres que abren paso a la construcción colectiva que fortalece el campo popular.

“Sus voces abren la semilla que germinó el primer canto.

Ellas vienen palpitando en las entrañas del mundo desde el origen de los días.

Contienen el grito ahogado y repetido de aquellas tantas quebrantadas y maltrechas en el andar de la historia.

Contienen la herida sangrante y la palabra sublevada desde la oscuridad de los siglos.

Son voces que pelearon salvajes cuando quisieron silenciarlas. Salieron feroces frente al intento de engullirlas y aquietarlas.

Ellas rompieron el tejido que las amordazó. Lo arrancaron. Lo deshilacharon, lo estrujaron .Y con la urdimbre del tiempo y la tenacidad amorosa, lo transformaron en bandera.

Sus voces vibran, resuenan y se sueltan en vendavales.

Se alzan a coro enredadas en una trama que abraza y crece.

Hoy cantan convertidas enmanto que cobija, acompaña, sostiene y flamea.

Hoy aquellas voces de antaño son copla de lucha.” 

“Mujeres que nos enseñan a luchar” es un evento organizado SADOP Seccional Santa Fe con la intencionalidad política de reconocer a algunas mujeres que en diversos ámbitos trabajan de manera sostenida contra un sistema que reproduce las desigualdades y desprecia cualquier forma organizativa. Estas mujeres abren paso a la construcción colectiva que fortalece el campo popular.

ELSA ORONADO. Es madre de tres mujeres y dos varones. Abuela de dos nietas y un nieto.

Comenzó a trabajar en el Club Las Flores II, donde se descubrió disputando la igualdad de derechos entre hombres y mujeres en un ámbito sumamente machista y patriarcal: el Fútbol.

Actualmente es Presidenta del Departamento de fútbol femenino de la liga santafesina y desde allí su compromiso con la lucha por la igualdad se acrecienta y se fortalece.

IRMINA KLEINER. Madre de tres hijas y tres hijos. Abuela de nueve nietas y seis nietos.

Siendo muy jovencita se interesó por la temática del trabajo campesino y comenzó a participar de espacios de formación y militancia donde conoció a su actual compañero de vida y lucha.

Vivió en Chaco donde participó del movimiento de Ligas Agrarias. En el año 75 ella y su compañero son perseguidos por la dictadura genocida, lo que los obliga a esconderse en el monte chaqueño. Su casa y refugio fue la selva, sobrevivieron con la ayuda de campesinos y obreros.

Desde su regreso del exilio ella junto a su familia sostienen una experiencia de producción agroecológica llamada NATURALEZA VIVA,  donde trabajan intensamente por la soberanía alimentaria y sobre todo por una nueva concepción de la ruralidad.

CHINI METHYAZ. Trabajadora docente desde muy joven. Fue directora de diferentes escuelas medias.

En los años de la Dictadura genocida fue detenida y cesanteada.

Al retornar la democracia participó activamente de la vida política del Municipio de Ceres. En los ´90 se abocó a la actividad gremial. Fue secretaria adjunta provincial de AMSAFE e integró la junta ejecutiva de CTERA.

VICTORIA MONTENEGRO. Madre de tres hijos y abuela de un nieto.

Nació 1976, en la Ciudad de Buenos Aires. Es hija de Hilda Torres y Roque Montenegro. Trece días después de su nacimiento un grupo de tareas entró en la casa familiar, al frente de ese operativo estaba un represor, jefe de inteligencia del centro clandestino El Vesubio que se apropió de ella después de haber asesinado a sus padres.?

Fue anotada como hija biológica del matrimonio apropiador con el nombre de María Sol. A partir de ese momento le arrebataron su identidad durante largos años.

Gracias a la búsqueda incansable de las Abuelas de Plaza de Mayo, fue localizada en agosto del 2000 y se reencontró con su familia biológica un año más tarde.

Actualmente es legisladora porteña.

MARÍA LAURA GARRIGÓS. Madre de tres hijos y abuela de dos nietas y un nieto.

Es abogada especializada en Derecho Penal y Administración de Justicia. Integró  la Cámara Nacional de Casación Penal de la Capital Federal.

Conformó también  la Asociación de Mujeres Jueces de Argentina.

Actualmente es Coordinadora de la Comisión de Administración  de Justicia del Instituto Patria y es Secretaria de la Asociación Justicia Legítima, espacio en el que ha tenido un rol destacado luchando contra la corporación judicial ligada y subsumida al establishment, a su poder político y económico.

LITA BOITANO. Madre de Miguel Ángel Boitano y de Silvia Adriana Boitano, desaparecidxs durante la última dictadura cívica, militar y eclesial.

En el año 1978 debió exiliarse en Italia y desde allí realizó una intensa tarea de denuncia sobre las graves violaciones a los derechos humanos que ocurrían en nuestro país. Su lucha fue fundamental para el juicio a los generales Guillermo Suárez Mason, Santiago Omar Riveros y otros tantos represores que fueran condenados a cadena perpetua por un tribunal italiano.

Actualmente es Presidenta de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas.

Fue esencial su aporte para la creación del Parque de la Memoria y la recuperación de la ESMA como Sitio de Memoria.

Ellas son MUJERES QUE NOS ENSEÑAN A LUCHAR!

0